Mudanza Oficina: Claves para no alterar el ritmo de trabajo

La mudanza oficina, si no se planifica y se lleva a cabo de manera organizada, pueden convertirse en un quebradero de cabeza, además de alterar el ritmo habitual de trabajo. No se trata solo de empaquetar en cajas todo el material de oficina, sino de hacerlo de la manera adecuada –el embalaje, por ejemplo, es fundamental para evitar pérdidas, roturas o golpes en la mudanza oficina-.

Además del material, hay que trasladar el mobiliario (mesas, sillas, estanterías, armarios…) y el resto del equipamiento (desde ordenadores, impresoras o teléfonos, entre otros). En toda mudanza oficina es muy importante tener en cuenta el tipo de material a trasladar para organizar el modo más práctico y seguro de trasladarlo. También es importante proteger el equipo más susceptible de sufrir un golpe o caída durante la mudanza oficina y desmontar el mobiliario sin poner en riesgo su estructura. Es decir, que al montarlo en la nueva oficina no haya perdido estabilidad o, por ejemplo, que las puertas se hayan descolgado.

Una mudanza oficina planificada no solo asegurará que ésta se realizará con orden, sino con acierto y en el menor tiempo posible. Para ello, el consejo es contratar los servicios de una empresa de mudanzas. Contar con la ayuda de profesionales es la mejor garantía de que su mudanza oficina se realizará en tiempo y en forma, y que cualquier contratiempo de última hora será resuelto sin problemas. No habrá tampoco ningún revés a la hora de trasladar cualquier tipo de material o de equipamiento.

mudanza oficina
mudanza oficina

Hay un aspecto importante a la hora de realizar mudanza oficina, y es fijar las fechas en las que se puede realizar de tal manera que afecte lo menos posible al horario habitual de trabajo. Una vez fijadas las fechas, es el momento de empezar a empaquetar, identificando bien qué hemos incluido en cada caja para que así sea más fácil localizar todo el material al llegar al nuevo destino. Antes de llegar a la nueva oficina, es aconsejable que esté resuelto todo el tema relativo a la electricidad (iluminación e instalación del cableado de los equipos informáticos y teléfono). De esta manera, habremos ganado tiempo y, una vez instalado todo el equipamiento y mobiliario, la oficina podrá recuperar su horario de trabajo sin problemas.

Un consejo adicional: toda mudanza oficina es un buen momento para hacer limpieza general, es decir, para deshacernos de todo aquello que ya no usamos pero que hemos ido guardando. Las oficinas no son una excepción, sobre todo en lo que a papel se refiere. Es aconsejable tirar lo que ya no sea útil para aligerar la mudanza oficina. Si todo está organizado y empaquetado, en una jornada se podrá realizar el traslado.

Si ya de por sí una mudanza oficina puede resultar complicada, sobre todo por el volumen, en una misma ciudad, imaginemos que el traslado conlleva unos cuantos kilómetros de distancia y a un destino que todavía no conocemos muy bien. En estos casos sí es fundamental para recurrir a los profesionales y ponernos en sus manos, sobre todo para evitar demoras y gastos innecesarios.

Artículos relacionados

14/05/2016

Mudanzas oficinas

Las mudanzas oficinas, pueden darse por diversos motivos. Lo mejor es planificarlo con...

0

07/05/2016

Mudanzas para empresas:...

Con un poco de organización y método, los cambios de localización implican las tan...

0

03/03/2014

La relación calidad precio...

Relación Calidad Precio Mudanzas La relacióni calidad precio Mudanzas debe ser un...

0

12/02/2014

Mudanza oficinas: todo lo que...

Una vez decidida la necesidad de trasladarse de oficina, hay que tener en cuenta que la...

0

03/02/2014

Aspectos a tener en cuenta,...

Si estás a punto realizar una mudanza de oficina a una nueva ubicación, si hay algo que...

0

30/08/2013

Mudanzas Oficinas en Madrid:...

Las mudanzas oficinas en Madrid siempre son un momento delicado para muchas empresas, por...

0

Leave a Comments

*